Optimistas por la recuperación del Bosque del Pueblo

Un incendio consumió 15% del Bosque del Pueblo en Adjuntas. ([email protected])

ADJUNTAS – Hay alguna magia oculta en el Bosque del Pueblo. Hace unas semanas, en la tarde y noche del 27 de marzo, ardía como un infierno. Sus cuidadores, la gente de Casa Pueblo, lloraba al ver la destrucción.

Pero en días recientes, algo diferente ocurre allí. La gente de Casa Pueblo, organización comunitaria que administra el bosque, está optimista y sonriente, a pesar de las enormes cicatrices de cenizas que marcan aproximadamente el 15% del bosque, y que a la distancia solo se ven árboles muertos.

“Muchas especies quedaron sin su hábitat. Son cosas desde las más sencillas, como las semillas que les sirven de alimento, los nidos que había allí, todo eso se perdió”, explica la ecóloga Johanna Delgado.

“Allí habita la boa puertorriqueña, que está en peligro de extinción. Allí también vive la corredora, que es una especie de culebra endémica de Puerto Rico. También es el hábitat del coquí común, el coquí de las hierbas, el coquí churí, el coquí melodioso, la ranita de labio blanco”.

Según la especialista, “el daño ha sido grande”, con especial preocupación por los anfibios.

“Son especies endémicas, que solo existen en Puerto Rico. Tenemos una responsabilidad de protegerlos. Esas especies son solo de Puerto Rico, no las ves en otro lugar, tenemos un compromiso de respeto por ellas”, añadió la ecóloga.

También se afectaron muchos árboles, como robles nativos y helechos arborecentes.

Entonces, ¿cómo es que hablan de recuperación y se sienten optimistas? Parecería que creen en la magia. Y quizás lo hacen, porque creen en la magia de la naturaleza, y de la solidaridad humana.

La ecóloga y el ingeniero Alexis Masol, uno de los líderes de Casa Pueblo, aseguran que la naturaleza no se ha dado por vencida y está trabajando.

Según su relato, hay raíces y semillas vivas bajo las cenizas, y la vida volverá allí.

Añaden, no obstante, que necesita la ayuda de los humanos.

Y esa tampoco les faltará, pues cientos de manos están comprometidas para ir a colaborar en la siembra de otros cientos de jóvenes arbolitos que esperan para ser plantados el próximo 26 de abril. También hay decenas de universidades y especialistas comprometidos con colaborar en la recuperación del bosque.

Conoce los detalles de todo lo que está ocurriendo en el Bosque del Pueblo en la edición impresa de El Nuevo Día.

www.endi.com