Historia de Adjuntas

Doña Paulina Torres del Bo. Portugués y Doña María C. Román del Bo. Yahuecas eran propietarias de grandes extenciones de terrenos, más tenían un gran número de animales en sus fincas.

En el 1844, una madrugada de un día 9, la casa Consistorial con el archivo de la Alcaldía, el de la corporación y los enseres correspondientes al establecimiento de educación primaria se incendia. El Juzgado de la Instancia es Informado para hacer la averiguación, si la desgracia fué causal o por maldad de alguna persona.; según el informe del Regidor Decano Francisco (?) quién tuvo que hacerse cargo de la Alcaldía por que el propietario, a la vista de las llamas, sufrió un ataque que lo mantuvo en cama.

Para el 1845, el aumento registrado en el número de comercios, es todavía uno conservador pues se encuentran cuatro pulperías y una tienda al por menor en todo el municipio. Existían 185.25 cuerdas de cultivo de café. Las siembras menores, mantenían la supremacía, dedicando 944 cuerdas y media a éstos cultivos; plátanos, guineos, habichuelas, yuca y otros, que probablemente eran dirigidos hacia el consumo interno del municipio.

En el 1846, existía una carnicería y gallera con valor de 25 dólares y una producción de 300 dólares la primera, y la segunda con un valor de 50 dólares, y producción de 30 dólares.

En el 1848, se construyó la iglesia de mampostería, en el lugar de la anterior en el centro de la plaza. Se construyó de piedra de cantera con mezcla de arena y cal; el techo era de tejamanil (tablillas de madera sobre-montadas) excepto la parte del altar mayor, el cual era de zinc corrugado. La puerta principal daba hacia el lado oeste y quedaba en el sitio donde está la escalera cerca de la fuente de abajo; el altar mayor estaba en el sitio que ocupa, entre la fuente de arriba y un árbol de quenepas que existía en el lugar.

Deja un comentario