Historia de Adjuntas

La zona urbana del municipio estaba constituida en el año 1824 por un total de 8 casas, y 4 bohíos, mientras que en el campo 120 casas y 42 bohíos esparcidos por todo el territorio.

Los propietarios de las 8 casas ubicadas en el pueblo eran: La nombrada del Cura, Don Tomás de Torres (alcalde), J. Miguel Serrano, Dominga Santaella, Manuel Torres ,Yonacio de Torres y Juan de Torres. Además se encontraba la parroquia en “regulares condiciones”. El cementerio ocupaba el terreno que hoy-día está detrás de la Farmacia Giannoni, Calle Santa Ana, esquina Dr. Barbosa. El cementerio con cerca de “madera deteriorada”, y la cárcel que “no estaba concluida”.

El gobernador Miguel de la Torre visita a Adjuntas en el año 1824, se le informa que existen en ésta comunidad caminos que conducen a Ponce, Peñuelas, San Sebastián, y Utuado, todos en malas condiciones., más bien eran estrechas veredas para el paso de animales o de personas a pie.

Esta condición se mantiene inalterada durante la primera mitad del siglo XIX, y no es superada hasta avanzada la segunda mitad de dicho siglo.

En un pueblo en lo cual la agricultura es la principal actividad económica, obviamente estará sometida al giro que seguían los ciclones tropicales, o cualquier otro disturbio climatológico. La Monserrate es el primer huracán del que se encuentran referencias, ocurrido el 8 de septiembre de 1824, (aunque en enero de 1816, y en septiembre de 1819 , según el Boletín de la Universidad de Puerto Rico, serie III- No. 2, Diciembre, 1932, Los Huracanes de Puerto Rico, ya se mencionaban a Santa Prisca y a San Mateo, respectivamente como ocurridos). Don José Domingo Díaz, Intendente de Puerto Rico en ese año, se reúne con los “apoderados de los distintos pueblos de la isla, y solicita que aquellas minicipalidades menos afectadas por el Huracán aporten alguna cantidad de dinero adicional sobre la cuota designada a ese año. Los únicos pueblos que responden al llamado son: Adjuntas, que aporta 48 pesos; Loíza, 68 pesos; Arecibo, 209 pesos; San Sebastián, 201 pesos y Yabucoa con 176 pesos; aunque solo adelantando la contribución asignada. Es de suponer que ésta municipalidad no sufrió grandes pérdidas, dado que hace estas aportaciones.

Deja un comentario