Plano del Pueblo de Adjuntas para el 1880.

Historia de Adjuntas

La dependencia del campo al pueblo, era mínima a principio de siglo. En éste último no se presentaban servicios básicos que pudieran atar a la ruralía, servicios de salud, instrucción y otros básicos eran inexistentes. Los artículos comerciales que pudieran proveer el pueblo al campo eran en extremo muy limitado.

La escasez de capital de los vecinos propietarios, más la infraestructura de desarrollo donde los caminos básicos para el acarreo de los productos o no existían ose encontraban en total abandono no permitían un desarrollo de la agricultura. A esto había que agregarle lo limitado del mercado en la isla y a nivel internacional.

En la década de 1820 se vé beneficiado por la aceptación del café en el mercado europeo, y por la apertura de los puertos de Aguadilla y Ponce lo cual facilitaba el acceso al mercado de San Tomás. Estas condiciones internas e internacionales debía ser motivo adicional para que familias de emigrantes escogieran el territorio adjunteño como lugar propicio con futuro prometedor, si se dedicaban a la agricultura.

Cinco años después de la fundación (1820) se encuentra en el pueblo solamente una pulpería propiedad de Sabino de Torres. La población rural asistía al poblado para los actos religiosos, en muchas ocasiones, mensualmente, a la celebración de bautismos, bodas, y otras festividades. Las condiciones de los caminos siendo veredas para ese entonces, contribuía al distanciamiento. Más igual aportación hacia la agricultura de subsistencia donde los campesinos cultivaban sus artículos de primera necesidad tales como el arroz, plátanos, maíz, etc. cerca de sus residencias sin depender de ello de las escasas pulperías del poblado.

No es hasta el 1821 que se presenta los oficios de zapatero y carpintero, ocupados para aquél entonces por Lorenzo Centeno y Domingo Santaella, respectivamente.

Para los años comprendidos entre 1819 al 1822 un pintor, naturista francés, de nombre, Augusto Plé, llega a Adjuntas y pinta dos cuadros del poblado.

Deja un comentario