(Imagen del Monitor de Sequía de Estados Unidos)

Adjuntas y Las Marías los únicos pueblos que no están impactados por la sequía.

La sequía que enfrenta gran parte de la Isla tuvo este jueves un leve cambio en la porción territorial que ocupa, pero no afectó a más pueblos de los que ya están impactados, según el informe del Monitor de Sequía de los Estados Unidos.

Los leves cambios se tradujeron de la siguiente forma: del 86.19 por ciento del territorio que ocupaba la sequía el jueves de la semana pasada, ahora aumentó a un 86.54 por ciento. A su vez, disminuyó la porción territorial que no está en ninguna de las etapas de la sequía de 13.81 por ciento a 13.46 por ciento.

Pese a que ahora ocupa más espacio, el Monitor federal no alteró la cantidad de personas afectadas. Esta cifra se mantuvo en 2,865,660.

Asimismo, el reciente informe establece que los únicos pueblos que no están impactados por la sequía son Adjuntas y Las Marías.

La sequía que atraviesa Puerto Rico se debe a una deficiencia de precipitación acumulada por los pasados tres años de hasta 50 pulgadas de lluvia. Su mayor efecto se observa en la disminución en los niveles de los principales embalses de la mitad este de la Isla y los planes de racionamiento que se han tenido que implantar para poder lidiar con la escasez de agua.

El Monitor de Sequía divide las condiciones provocadas por la falta de lluvia en varias etapas, siendo el patrón anormalmente seco la de mínimo impacto y la sequía excepcional la de peor estado. La Isla no ha llegado a esta última clasificación.

La peor etapa de sequía registrada aquí es la extrema. Esta impacta a 34 pueblos. Estos son Caguas, Juncos, Gurabo, San Lorenzo, Guayama, Salinas, Arroyo, Patillas, Maunabo, Yabucoa, Cayey, Cidra, Las Piedras, Trujillo Alto, Carolina, Canóvanas, Río Grande, Luquillo, Fajardo, Naguabo, Toa Alta, Naranjito, Bayamón, Guaynabo, San Juan, Aguas Buenas, Comerío, Ceiba, Loíza, Corozal, Vega Alta, Dorado, Toa Baja y Santa Isabel.

La sequía severa, asimismo, se mantuvo impactando a los mismos municipios. Estos son Culebra, Vieques, Humacao, Cataño, Vega Baja, Manatí, Morovis, Orocovis, Barranquitas, Aibonito y Coamo.

La sequía moderada también se mantuvo igual en torno a los pueblos impactados.

En esta clasificación están Mayagüez, Hormigueros, San Germán, Cabo Rojo, Peñuelas, Guayanilla, Peñuelas, Ponce, Juana Díaz, Villalba, Jayuya, Utuado, Ciales, Florida, Barceloneta, Arecibo y Hatillo.

El área con patrón “anormalmente seco” o la de menor impacto se amplió está integrada principalmente por municipios costeros.

Fue en esta zona impactada por condiciones anormalmente secas que se registró la leve ampliación de la sequía. La diferencia fue de .35 por ciento.

Articulo original de www.endi.com.